Sardinas marinadas con cítricos. Receta para principiantes.

Sardinas marinadas con cítricos

Realmente con esta receta me ocurrió como cuando andas delante de un escaparate y ves aquellos zapatos preciosos, o esa cartera, o aquel jersey… No puedes esperar y debe ser tuyo!

Pues con las dichosas sardinas no pasaron ni 24 horas entre que vi la foto en el Instagram de “Las recetas de MJ” y  que me pusiera manos a la obra para hacer la receta.

¿Qué deciros sobre esta receta?.. Fácil, riquísima, diferente, sana y súper espectacular en una mesa. Ah! Y muy económica que siempre viene bien!

Aqui os muestro mi modesta versión de la receta de sardinas marinadas con cítrico:

Sardinas marinadas con cítricos

Ingredientes ( ración individual ):

– 5 sardinas

– 1 naranaja

– 1 limón o lima

– Sal marina ( muy importante ).

– Aceite

– Olivada ( si la quereis hacer vosotros se necesita aceitunas negras sin hueso y tomate secos en aceite )

Preparación de la receta de sardinas marinadas:

1. Cuando compres las sardinas, pide que te las hagan a filetes.

2. En un plato hondo, mezcla la sal marina con un poco de ralladura la piel de la naranja y el limón. Un poco de ralladura es suficiente.

3. Entierra las sardinas en la sal durante unos 5-6 minutos para que vayan marinando.

Para hacer la salsa:

4. En un cazo o bol mezcla el jugo de la naranja con aceite. Bátelo con el minipimer.

A montar el plato: 

5. En el fondo del plato, añade la salsa de naranja que acabas de hacer.

6. Encima, añade las sardinas marinadas y limpias de sal.

7. Usa la olivada para decorar poniéndola encima  de las sardinas.

¡Liiiistooooooo! ¡Ya está el plato montado!

Mola si tienes algún palillo de esos largos hacer una decoración tipo brocheta. Le da un toque molón.

Notas, tips y otras hierbas:

Sinceramente es una receta que no deja indiferente. La combinación del sabor de la sardina con el sabor de la naranja queda realmente interesante. Como entrante molón de domingo queda fantástico. Incluso como aperitivo acompañado de un buen vino blanco, cava o una copita de Martini.

Como las sardinas están marinadas, ya están “cocinadas”. La propia sal las cuece.

Ya sabéis que en prandium estamos locos por combatir la rutina en las cocinas. ¿Has visto lo fácil, barato y rápido que se puede sorprender? Quien lo pruebe se cae de la silla del placer. Pruébalo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s