Salmorejo cordobés

Como hacer salmorejo cordobés sin thermomix

Me chifla el salmorejo. Me chifla Cordoba. Para mí una de las ciudades más bonitas que he tenido la suerte de conocer. Así que no podía dejar pasar la oportunidad de preparar y compartir su plato más conocido. El Salmorejo.

No sé vosotros, pero yo le veo una comparación al “pà amb tomàquet i pernil” catalán.. sólo que con otra textura… y además, aquí se aprovecha todo…Si al final, catalanes y andaluces no somos tan diferentes, ¿verdad?

Tenéis un vídeo al final, con los pasos a seguir.

Receta de salmorejo cordobés

típico salmorejo corbodés

 

Ingredientes:

tomate maduro

pan ( si es posible del día anterior )

1 diente de ajo

aceite de oliva virgen extra

sal

huevo duro y jamón serrano para el acompañamiento

Preparación de la receta:

1. Previamente prepara los tomates para poder escaldarlos y retirar la piel con facilidad. Haz unos pequeños cortes en la parte superior del tomate en forma de cruz.

2. Escáldalos en agua hirviendo durante unos 10 segundos.

3. Retira los tomates del agua hirviendo y los introduces en un bol con agua muy fría ( añade  cubitos para que esté más fría ) y así cortar la cocción.

4. Retira la piel de los tomates aprovechando los cortes que has hecho anteriormente.

5. Corta los tomates a trozos y los introduces en un bol. Tritúralos con el brazo batidor hasta que te quede una textura muy líquida.

6. Añade ahora el pan y lo dejas durante unos 15 minutos para que absorba bien el sabor del tomate.

7. Pela un diente de ajo y retírale el germen central. Anádelo al bol y tritura todo con el brazo batidor. Rectifica de sal a tu gusto.

8. Una vez te quede una textura uniforme, añade un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y sigue triturando hasta que consigas la textura y color típico del salmorejo cordobés.

9. Reserva en la nevera para que se enfríe. Unos 20 – 30 minutos serán suficientes.

10. Mientras tanto, vamos a preparar el acompañamiento. Pon a cocer un par de huevos y una vez listos los pelas y los picas.

11. Retira el salmorejo de la nevera y lo sirves. Añade unos trozos de huevo duro cortado a trozos irregulares y un poco de jamón serrano cortado a láminas finas por encima.

12. Añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

 

¡Listo! Es simplemente…..EXQUISITO!

¿Te gustan las sopas frías? ¡Mira ésta! No te dejará indiferente…

 

Y recuerda, Buen provecho & be japi, my friend ;)

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s